¿CÓMO SER UN BUEN LÍDER?

COACHING PARA FORTALECER LÍDERES

Cualquier equipo de trabajo requiere ajustes en las dinámicas y roles que cada uno debe asumir sólo así los equipos evolucionan. Cada ajuste en un área no sólo genera descompensación en cada uno de sus integrantes, sino que afecta las demás áreas de trabajo y a la organización en general.

Por ello, es imperativo que los líderes reciban oportunamente retroalimentación de su gestión y apoyo que le faciliten su desempeño al tiempo que conservan un clima laboral saludable.

Este apoyo consiste en cubrir aquellos vacíos que presenta el líder, en brindar las herramientas necesarias que le permitan asumir su día a día satisfactoriamente. Este entrenamiento actualmente denominado Coaching es personalizado y confidencial, se efectúa a partir de las necesidades detectadas por la organización y de las demandas de la misma.

Este proceso busca elevar la conciencia del trabajador incrementar su responsabilidad y construir su autoconfianza para que pueda cumplir adecuadamente con las rutinas diarias, las metas de la empresa.

Si bien el Coaching no es un proceso terapéutico, si es frecuente encontrar que muchas de las dificultades o comportamientos equívocos o erráticos de un líder obedecen a razones que van más allá de falta de entrenamiento, obedecen a razones personales, emocionales, profundas que precisan ser develadas y tratadas para que los efectos del entrenamiento sean duraderos.

OBJETIVOS

Ofrecer Asesoría Individual de tipo laboral y si es preciso de tipo psicológico, tipo Coaching para fortalecer personal y profesionalmente al trabajador. Se toma como base las evaluaciones y recomendaciones emitidas por RH de la empresa.

La empresa (RH) establece cuáles son las competencias que requiere el cargo y solicita entrenamiento en las que encuentra particularmente frágiles.

Algunas de las deficiencias típicas que requieren del Coaching son: habilidad para resolver conflictos, manejo adecuado de la autoridad, trato a los pares y colaboradores, manejo de emociones autodestructivas, capacidad para comunicarse asertivamente, habilidad para planificar, distribuir el tiempo, organizar o simplemente liderar una mesa de trabajo.

Entrenamiento en aquellas habilidades fundamentales que debe presentar el líder para ser competente, es decir para cumplir con eficiencia y calidad su trabajo.

DURACIÓN

CINCO SESIONES, Cada una de una hora y media. Se programan cada quince días o de acuerdo con las necesidades concretas de la persona y de la empresa.

METODOLOGÍA

Con base en las necesidades o falencias detectadas por la empresa y/o el trabajador se define el plan a seguir.

Esta información escrita debe ser de conocimiento de todas las partes. El objetivo o meta final debe ser clarificado.

A partir de esta información se da lugar a ir avanzando progresivamente en cada una de las competencias previstas.

Cada semana se revisan avances, se hace acompañamiento o seguimiento a fin de garantizar efectividad del proceso.

Si las competencias previstas se cumplieran con anticipación al tiempo estipulado se da por finalizado el proceso. Por el contrario, si el nivel de dificultad fuera superior al tiempo previsto se indica a la empresa para revisar el proceso.

Como se ha mencionado el proceso es personal y estrictamente confidencial.

Es de anotar que si de común acuerdo se establece con la persona que la organización conozca cierta información que le pueda beneficiar en su proceso se procederá a hacerlo en presencia o con el consentimiento del mismo.

El conocimiento de las competencias a fortalecer o mejorar, inicio del proceso y cada una de las sesiones se establecen mediante acuerdo entre la empresa, la persona y el consultor. Siempre y cuando el proceso se realice dentro de la jornada laboral.

RESULTADOS ESPERADOS

Si el proceso sigue su curso se espera que cada persona reciba el entrenamiento necesario, que la competencia mejorada sea evidente y se cumpla satisfactoriamente.

Sus progresos se reflejarán en algunos de los distintos ámbitos de interacción social, sea en el personal y/o laboral.

Que supere aquellas falencias que fueron el motivo de Coaching y establecidas en la empresa.

Cada persona tendrá un plan de acción para evitar posibles recaídas.

Dado el caso, si se encontraran dificultades muy severas u obstáculos personales muy profundos se dará a conocer la necesidad de continuar con el proceso de asesoría psicológica personal.

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] líder competente logra dar manejo adecuado a este recurso de trabajo y le da un sentido incalculable que […]

  2. […] de la organización, la familia o el grupo social, se convierte en el principal obstáculo. Un jefe o un padre de familia poco asertivos impiden la formulación de nuevas propuestas o de soluciones […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *